DESMI, A.C.

Desarrollo Económico Social de los Mexicanos Indígenas, A.C.


METODOLOGÌA

El trabajo de los colectivos es un proceso educativo. Es una forma de organizarse a partir de los propios recursos, donde las personas son capaces de decidir, de asumir responsabilidades, con deseos de aprender y de formarse para participar en las transformaciones necesarias: de lo local a lo global, de lo propio a la comunitario.

En este proceso la contribución de Desmi es metodológica.

Parte importante de esta metodología es el acompañamiento cercano y respetuoso a cada colectivo así como el seguimiento al proceso a partir del análisis y de la reflexión conjunta y continua, de la formación y capacitación y de la búsqueda de la solución a los problemas.

Principios generales

Ë Partir de la realidad.

Ë Entender el proceso concreto de la organización de las comunidades.

Ë Potenciar los valores y todos los recursos propios.

Ë Apoyar la dirección propia.

Ë Búsqueda de una participación decidida y creativa de parte de las   comunidades.

Ë Acompañamiento a los procesos locales.

Ë Acompañamiento a procesos amplios y la creación de políticas que refieren a los colectivos,  a la salud, a las necesidades de una base económica que sustente el proceso político.

Ë Necesidad de implicar la relación: economía-política; acción-reflexión; base económica y proceso político.

Ë Búsqueda de mecanismos de interrelación entre las distintas actividades y los distintos grupos, comunidades y organizaciones.

Ë Consideramos que lo que puede darle capacidad a un pueblo es el desarrollo político y lo que genera el desarrollo político es la toma de decisiones, el ser gestores de su historia, partiendo de la realidad y de su entendimiento.

 

En relación al servicio de apoyo que ofrecemos a las comunidades hemos descubierto a partir de nuestra experiencia, algunos elementos importantes que debemos tomar en cuenta:

No pretender organizar a través del dinero externo, ya que este debe servir de apoyo y debe ser usado de tal manera que no sustituya los recursos propios de las comunidades: recursos económicos, recursos humanos, recursos técnicos, teóricos y recursos administrativos. En este aspecto se requiere un ejercicio muy consciente, capaz de criticar muchas de las prácticas asistencialistas que producen más el desarrollo de las instituciones de ayuda que el de las mismas comunidades.

Esto nos ha hecho entender que el apoyo económico, y de asesoría, debe estar dirigido al desarrollo de los propios recursos y a elementos técnicos o tecnológicos que no poseen y pueden manejar en este momento.

Establecemos criterios, y estos se basan en la objetividad; es decir trabajamos con el objetivo de apoyar el proceso organizativo de las comunidades a fin de que se entiendan mejor las necesidades generales y sobre todo la necesidad de la solidaridad entre los pobres.

El apoyar este tipo de iniciativas tiene la ventaja de partir de la conciencia de los que van a llevar a cabo las actividades, así como de sus necesidades reales, pues son personas que tienen un sentido profundo de la situación de marginación y explotación en la que subsisten y también de la necesidad de asumir una responsabilidad para solucionar sus problemas.

Además están dispuestas a intervenir con sus propios recursos y a dedicar tiempo para aprender y organizarse en el trabajo; con un sentido de solidaridad.

No se trata de una solución definitiva, sino que tiene el objetivo de crear lazos de solidaridad y de permitir crear los colectivos que al mismo tiempo son como escuelas para todo tipo de aprendizaje: organización, disciplina, cosas prácticas, información y análisis de la situación, compañerismo, administración.

Posiblemente a través de estas prácticas lograrán en el futuro crear nuevas alternativas que van a tener un fundamento real porque van a estar sustentadas por la experiencia.

Un objetivo a corto plazo es la realización de los trabajos colectivos bien administrados y programados; con el sentido de crear una economía solidaria. Y el objetivo a largo plazo es potenciar a las personas y a sus comunidades para que sean capaces siempre de crear alternativas a la situación de pobreza y despojo en la que viven.

Los elementos metodológicos son:

1- Responder a las inquietudes, las necesidades y los modos concretos en los que la gente piensa y decide cómo resolver sus problemas.

2. El entendimiento de la conciencia comunitaria en la vida de los campesinos y los indígenas.

3. El análisis y la reflexión continua sobre el contexto político local y regional, que permite a la comunidad sentirse dueña de espacios y decisiones ubicadas en su contexto; y a DESMI tener un mayor entendimiento del desarrollo económico y político de las comunidades, lo que permite la orientación objetiva de las acciones a realizar.

4. El trabajo con los colectivos no es de manera aislada sino vinculados a todo un proceso global e histórico.

5. El trabajo es a partir de la capacidad, de la experiencia y realidad concreta de mujeres y hombres, esto supone el uso de su idioma, la traducción, la participación para la apropiación, es decir, implica respetar la cultura.

6. Ofrecer ayudas pedagógicas que lleven, al que aprende, a modificar por sí mismo sus hipótesis: que lo acerquen a las creadas culturalmente, así como a organizar las actividades de aprendizaje y proponer situaciones que lleven al colectivo a resolver problemas con estrategias propias.

7. El acompañamiento a través de visitas, asesorías y del seguimiento de todo el proceso productivo que permita una reflexión conjunta sobre la solución de los problemas que se presentan, desde el grupo mismo, desde su pensamiento y sus recursos.

8. La capacitación tiene un lugar importante en el proceso, el objetivo es difundir contenidos con una estructura lógica de tal manera que el aprendizaje movilice a la persona para apropiarse del conocimiento y de un significado construido por él y por el colectivo.

9. Partimos de la realidad para realizar acciones concretas que modifiquen la situación general de las comunidades con su participación.

 

En este periodo 2003-2005 implementamos la metodología del PME (Planeación, Monitoreo y Evaluación) integrado. Se sistematizará la experiencia como un proceso metodológico. Continuaremos capacitándonos y estamos pensando formar una Comisión de Monitoreo para sacar el mejor provecho de esta metodología.

Los instrumentos que usaremos están indicados en la Planeación por ejes.

 

 

 


Volver | Historia de DESMI | Organigrama | Cronología | Contexto Polìtico y Econòmico | Ejes Transversales |
Ejes Temàticos | Metodología | Zonas y Mapas | Colectivos | Economía Solidaria | Comparaciòn | Agencias de Cooperaciòn | Contactos

Comentarios o preguntas a desmiac@laneta.apc.org